Oración a San Roque para perros enfermos

Oración a San Roque para perros enfermos

San Roque es el santo patrono de los enfermos y de las mascotas y fue un peregrino occitano canonizado en 1584. Es venerado como santo por la Iglesia católica y cada 16 de agosto es celebrada y conmemorada su festividad. Es uno de los tres patrones del peregrino.

Según la tradición religiosa, el trato el compromiso que tenía hacia las personas más humildes fue un rasgo característico del Santo Roque, pero más específicamente con personas que habían contraído la peste en el siglo XVI.

Se dice que este santo para el año de 1500 se enfermó en Montpellier, en Francia. Este logró una sanación considerada milagrosa ya que para la época en la que se encontraba no existían remedios ni medicinas adecuadas para ello.

Normalmente, en las estampitas, este santo es representado con lesiones en su pierna derecha y siempre está acompañado por un perro, que tiene en su hocico un pedazo o un bollo de pan que le ofrece a San Roque.

La historia de San Roque

Oración a San Roque para perros enfermos

Este santo, Santo Roque, nació al sur de Francia, específicamente en la región de Montpellier. Fue hijo de una familia sumamente rica, pero cuando sus padres murieron cuando él tenía sólo 20 años de edad vendió todas sus posesiones y repartió el dinero entre los pobres y se fue como peregrino hacia Roma a visitar santuarios.

Cuando estaba en su estadía en Roma, para la época comenzó la peste del tifo en Italia, gracias a eso mucha gente murió, por lo que San Roque decidió dedicarse a atender y ayudar a los menos afortunados, pobres y abandonados. Con este acto logró conseguir a muchas personas la cura con sólo hacerles la señal de la Santa Cruz sobre su frente.

Prestó servicios a mucha gente, incluso a ciudadanos a morir de la forma más adecuada, y él mismo les hacía la sepultura, esto es porque los demás ciudadanos no se atrevían a acercarse por miedo a ser contagiados. Haciendo sus actos de caridad llegó a Roma y ahí también se dedicó a ayudar a los enfermos, y por ello la gente al verlo decía “Ahí va el santo”.

En Piacenza, mientras hacía su labor trabajando en uno de los hospitales, San Roque contrajo la enfermedad. Para no sentirse una carga para la gente del hospital, tomó la decisión de ir a vivir en un bosque, instalándose dentro de una caverna. Su cuerpo estaba en un estado muy enfermo, lleno de manchas negras y de úlceras y ya sin fuerzas a punto de morir, un perro se acercó a él, lo alimentó y lo cuidó milagrosamente.

Un ángel de cuatro patas salvó a San Roque

En una de las casas más importantes de la ciudad, un perro todos los días tomaba pan de la mesa de su dueño y le llevaba el pedazo a San Roque dentro de los bosques. Después de asistir todos los días durante un tiempo, el dueño del perro se preguntó hasta dónde llegaba su perro, por lo que un día decidió seguirlo hasta que encontró a San Roque muy enfermo. Por esto lo llevó a su casa ayudándolo a restablecerse.

Es por esto que la imagen de San Roque se representa con un perro, que fue su ángel de 4 patas. Es por ello que es considerado como santo patrono de los perros. A este santo se le puede pedir que nos ayude con las mascotas.

En el año de 1378, el día 16 de agosto murió como un santo, encarcelado por un crimen que no cometió pagando una culpa de manera injusta. Cuando se preparaba en su ataúd, se descubrió que en su pecho había una señal de la cruz que su padre le había trazado de pequeñito, con esto se dieron cuenta de que era hijo del que había sido gobernador de la ciudad.

La gente de la región de Montpellier asistió a su funeral. En ese momento comenzó a conseguir de Dios milagros para todos aquellos que lo necesitan.

Oración a San Roque para perros enfermos

Oración a San Roque para perros enfermos

Santo, piadoso, que a muchos enfermos de pestes ayudaste, San Roque, que, gracias a la misericordia de Dios, obraste milagros, en quienes en tu poder sanador creyeron, te imploro, con sincera humildad, ayúdame a que mi perro y fiel amigo (decir el nombre del perro), se salve de la enfermedad, que lo tiene en gran medida debilitado, haz, excelso y sensible santo, San Roque, que a los perros amaste tanto, que mi perro sane y vuelva a correr tan alegre como siempre. Amén.

Oración poderosa a San Roque para la salud de mi perro enfermo

San Roque,

fuiste canonizado por haberte sacrificado por los más necesitados.

Hoy necesito pedirte un gran favor,

Mi perrito está muy enfermo y temo por su vida,

Quiero implorarte que restaures su salud en la brevedad posible.

No soporto ver sufrir a mi mascota,

y es por esto que acudo a ti con humildad,

 para pedirte que me ayudes.

Tú, poderoso salvador de la vida canina,

acude en ayuda de mi perro,

para que vuelva a estar sano y fuerte como siempre lo fue,

no permitas que deje de acompañarme.

Oh santo poderoso y misericordioso,

hoy te pido con mucha humildad,

que por favor no dejes de oírme

y me mires con ojos de piedad para concederme este gran favor:

(Se dice el nombre de la mascota en voz alta y con mucha fé)

Ahora que sé que no me vas a defraudar,

San Roque quiero decirte que de hoy en adelante

te voy a alumbrar en los altares de las iglesias donde te encuentre

y que voy a comprar una estampita suya para cargarla conmigo,

y expresar con mis propias palabras lo milagroso que eres.

los bienes que se adquieren de prisa al principio no serán al final bendecidos

Voy a amar mucho más a mi mascota,

y voy a contar a todo el mundo que tú me la curaste,

para divulgar tu fama como santo protector de los perros.

Además, tú eres el sanador de grandes epidemias,

y si haces eso por los hombres,

¿porque no lo vas a hacer por las mascotas que también les amas?

Si por retribución a aquel perro que salvó tu vida cuando tu cuerpo se cubrió de llagas,

tú has salvado a tantos perros,

salva ahora a mi perrito que tanto amo

y permítele que me acompañe un tiempo más.

Oh poderoso y milagroso Roque,

rico de cuna,

rico de amor y moriste como un mendigo por amor al prójimo.

Salva mi pobre animalito

y yo te prometo eterno agradecimiento y devoción

por este gran favor concedido por amor a los más necesitados.

Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir