Oración de revocación a San Miguel Arcángel

Oración de revocación a San Miguel Arcángel

El conocido San Miguel Arcángel es uno de los más poderosos arcángeles que hay. Por lo que no es raro que se eleven tantas plegarias a su nombre, como lo es la oración de revocación.

El primero de los siete Arcángeles de Dios es de los más recurrentes en oraciones. Ya que este suele cumplir a los devotos de corazón. Aunque es común ver oraciones a San Miguel pidiendo ayuda en casos difíciles y por valentía o sabiduría, también es cierto que su oración de revocación es bastante efectiva.

Por ello hoy traemos la oración de revocación de San Miguel Arcángel. Con estas plegarias podrás disuadir o revocar cualquier vibra negativa que se haya posado sobre nuestro ser y alma. Para así poder avanzar con éxito en nuestro camino.

Oración de revocación

Oh poderoso y gloriosa San Miguel Arcángel, tú que eres el encargado de todo en la tierra, en esta hora y en este momento te elevo mi súplica, con ella te prendo una vela, para que le des un giro importante a mi vida, que reverses cualquier trabajo de magia negra, sortilegio o trabajo que no me deja avanzar como lo deseo. Ayúdame querido y apacible San Miguel y yo prometo servirte en cuerpo y alma.

Te pido en esta hora y este santo momento, por mí, por las personas que amo, te pido que en todos los sentidos el mal sea rechazado y sacado de mi vida, que todos los malos augurios de mis enemigos se reviertan, que todo lo que ocurra para mi sea positivo, que todo en este día esté a mi favor, que esa persona que quiere hacerme daño se le devuelva todo lo que me desea 7 veces y que su vida se convierta en un martirio, así como el que vivió Jesús en la Cruz.

Que todas las cosas que quiera hacer le salgan mal, por desacatar las palabras sagradas de Dios, por estar haciendo cosas que no son de Dios, que se sienta perdido, acosado acorralado, que en sus acciones no encuentre sosiego ni amparo, que caiga todas las veces que cayó Jesús cargando la cruz, que la tercera vez que caiga sea ante mí, ante mis pies para que me pida perdón por haberme ofendido, por el daño que me hizo.

Otra versión de esta poderosa plegaria de revocación a San Miguel es la siguiente:

Oh victorioso y muy poderoso San Miguel Arcángel, hoy estoy aquí, frente a ti pidiéndote que reviertas toda mala acción que se haya desatado o enviado a mi contra, yo soy un hijo de Dios que a nadie hago daño, no permitas que me dañen a mí, te pido en este glorioso día que reviertas todo mal que haya en mi contra. Que todas las personas que quieran verme mal sean enviadas al infierno, que sean castigados, que todo su mal se les revierta, que yo quede como único triunfador en esta batalla que nunca desee pelear.

Te pido hoy príncipe celestial tu ayuda, ayúdame para que pueda vencer estas fuerzas malignas, fuerzas demoníacas, que con el poder de tu espada todo sea vencido, que el maligno se aleje. Se que con tu ayuda y la de la santísima virgen de Guadalupe todo estará bien, sé que podré salir adelante, Amen, en tus manos pongo mi vida y mi futuro San Miguel.

Propósito de las oraciones de revocación 

Oración de revocación a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel es el que devolvió a Satanás a las profundidades de la Tierra. Por ello se le otorgan grandes dotes para combatir y liberar males. Las oraciones de revocación a San Miguel se elevan para eliminar o anular cualquier mal que sintamos.

Ya sea brujería, encantamientos, malas vibras o simplemente nos sintamos desanimados; si rezamos con mucha fe y paciencia, San Miguel nos escuchará y cumplirá nuestras peticiones para que podamos ser libres de los males que nos aquejan.

Estas oraciones son ideales hacerlas muy temprano por la mañana y luego por las noches. Por ejemplo, 7:00am y 7:00pm todos los días. Puede acompañar su rezo con una vela.

Oración de revocación a San Miguel Arcángel corta

Si es de los que acusa su falta de oración por falta de tiempo, no se preocupe. También le dejamos una versión mucho más simplificada, pero igual de efectiva, de las oraciones de revocación a San Miguel Arcángel.

Con esta podrá mantener un rezo breve pero efectivo siempre que sea consistente. Recuerda que no hay trucos para la fe; la fe es el truco.

Oh poderoso Arcángel, deshacedor de los malos del mundo, justiciero del cielo, tu qué vences la maldad, que vences el odio, la codicia, vengo a ti de rodillas, para pedirte que me ayudes, que deshagas todo lo malo que pudo haber llegado a mí, que todo lo que mis enemigos les estén haciendo a mi entorno se les devuelva 7 veces, por tus 7 nudos yo te pido, San Miguel no me desahucies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir