Santa muerte ayúdame a tener dinero

Santa muerte ayúdame a tener dinero

La Santa Muerte es símbolo de devoción para muchas personas. Esta santa suele ser venerada, mayormente, en México y países centroamericanos. Parte de su culto se debe a su fama como santo que hace milagros económicos.

A pesar de que tiene varios detractores, son muchos los que confían en la Santa Muerte. Su conocida facilidad para otorgar bendiciones y milagros a sus más fieles adeptos es bastante popular. Pero la clave es saber cómo pedir a la Santa Muerte.

Oraciones a la Santa Muerte para tener dinero

Santa muerte ayúdame a tener dinero

La oración es un recurso inagotable con el cual emprendemos muchas de nuestras acciones de fe. Pedir a la Santa muerte por dinero, trabajo o incluso amor requiere de genuino sentimiento de fe. No bastan con pedir por pedir.

Si tienes tus deseos, mente y corazón están alineados, la Santísima Muerte te ayudará en lo que necesites. Siempre y cuando lo hagas con mucha fe y devoción. A continuación te dejamos algunas oraciones populares para pedir por dinero a la Santa Muerte.

Oración 1

Gloriosa Santísima Muerte, mi niña blanca poderosa, fiel amiga y compañera de camino en quien confiamos en todos los momentos de nuestra dura y difícil existencia, y a quien todos tendremos la dicha de verte el último día de nuestra vida.

Tu que conoces los secretos de la fortuna, permite que la rueda gire con naturalidad hacia donde las causas justas señalen.

Permíteme participar de tu poder y llama para mí lo que te pido, buena fortuna, abundancia y prosperidad.

Tu altar será testigo de la correspondencia que habré de tener para ti, poseedora de los grandes secretos de la suerte y la fortuna.

Aleja poderosa Señora con tu aliento y voluntad amenazas y peligros que se ciernan sobre mi, destierra al infortunio para que el brillo que tu luz confiera, llegue a los que lo necesitan.

Provéeme de buena suerte, en azares y negocios, que la fortuna asome a mi puerta, y que en mi casa reinen la abundancia y la prosperidad.

Yo te lo agradecerá con ofrendas y tendrás por siempre mi fidelidad. Gracias fiel amiga y compañera mi Niña Blanca,Mi santa muerte adorada.

(Por último, haga su petición)

Así Sea.

Oración 2

¡Ohh! Dama Blanca, Grande eres por tu poderío, tu nombre sea exaltado, tu Santa Muerte que tienes potestad sobre la vida aquí en la tierra, que te encuentras por encima de todo lo que conocemos y sobre los impedimentos del mundo terrenal que nos limitan a nosotros los humanos.

Reconocemos que tu voluntad es justa, ya que tú solo te encargas de cegar lo que ha madurado, o lo que simplemente ya alcanzo el límite de tiempo que debía permanecer aquí en esta tierra. ¡Ohh! Santa Dama Blanca, en esta hora me presento ante tu presencia, poniendo delante de ti mi situación actual.

Esta difícil situación de la que siento que no puedo salir solo, mira mis finanzas, tú conoces lo mal que estoy con respecto a esta escases de dinero en mi vida. Tú conoces el tiempo que he estado padeciendo penurias a causa de esto. El dinero pocas veces llega a mis bolsillos y cuando llega desaparece en un instante, de una manera en la que ni siquiera soy capaz de saldar cuentas pendientes que tengo hace mucho tiempo atrás.

Santa Muerte ayúdame a tener dinero, se bien que tú no dejas avergonzados a tus fieles seguidores, por esa razón sé que responderás de manera positiva mi humilde petición. Te ruego para que llegue la prosperidad financiera a mi vida, empezando por mi hogar, mi familia y los más cercanos a mí.

Permite que el flujo de dinero vuelva a llegar a mi cartera, mis bolsillos, mis cuentas, solo tú sabes la manera en la que sucederá, a través de un mejor empleo (un empleo prospero, en el caso de no tener ninguno).

Confió en que responderás mi petición en poco tiempo porque eres la Santa Muerte del dinero, tus virtudes son infinitas. Me despido glorificando tu nombre, y dándote el lugar que te mereces Maravillosa Dama Blanca.

Amén.

Oración 3

¡Oh, Señora mía¡
Muerte apreciada de mi corazón, abrígame de tu protección, en la noche y el día.
Yo te pido que ilumines mi caminar hacia el éxito
la prosperidad y la fortuna, que a través de esta llama bendita
lleguen todas las oraciones que pido hacia a ti.

Hermana Blanca tu mejor que nadie conoces el sufrimiento
que hemos pasado, aquellos que aun permanecemos en este mundo terrenal,
bien sabes que requerimos de un hogar, ropa y sustentos.

¡Ayúdanos!
Para que en nuestro bolsillo llegue dinero necesario para adquirirlo,
tú que gobiernas, más allá del bien y el mal,
concédenos tu bendito favor.

Si es que he venido a tu altar para pedir ayuda
es que no me queda más que acudir a tu magnifica presencia,
Santa Muerte, requiero una cantidad enorme para cubrir mis gastos,
no pido ayuda para solventar vanidades o vicios
me he encomendado a tu gran caridad pues estoy en una urgencia
requiero de dinero para cubrir mis pagos.

Oh, Divina Niña Blanca,
ten en cuenta que de tu ayuda necesito, muy desesperadamente,
no puedo conseguir el dinero que necesito
a tu bondad yo me remito.
¡Oh Gran Benevolente¡

Amén y amén.

Pedirle a la Santa Muerte exitosamente

Santa muerte ayúdame a tener dinero

Como comentamos, pedirle a la Santísima Muerte conlleva mucha fe y devoción. Aunque haya distintas oraciones para pedir por dinero, trabajo y amor, la verdad es que estas solo tiene un truco: fe y esperanza.

Si pedimos sin convicción nunca veremos resultados. La Santa Muerte no es la excepción. Su culto debe rendirse con mucho respeto, de lo contrario, no importa cuánto oremos o qué plegaria u oración alcemos cada noche.

Origen de La Santa Muerte

La Dama Blanca, como también se le conoce, tiene un origen sincrético. Es decir que sus inicios como Santo radican de la fusión, unión o amalgamación de dos corrientes contrarias.

En el caso de la Santísima Muerte viene dada por la religión cristiana y las creencias aztecas y mayas. La llegada de los españoles a México y su intención de imponer la voluntad de Dios generó un choque cultural que dejó nuevas corrientes, creencias y santos.

Gracias a que los aztecas adoraban a la muerte, hasta un punto desmedidamente, su adoración hacia esta deidad no falleció con la llegada de los europeos. Sino que se fue transformando en algo distinto, se convirtió en una santidad poderosa.  

Actualmente a la Santa Muerte se le brindan cultos, homenajes y rituales. Su figura tiene distintas representaciones y, a su vez, estas tienen significados diferentes. Por ejemplo, puede evocar la justicia y equidad; también un Dios al cual compadeceremos al abandonar el plano terrenal; hasta la búsqueda de los deseos y anhelos del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir